El cautivo enamorado, Jacques Rivette habla de otros cineastas 7

 

En anteriores episodios…

 

Starship Troopers, Paul Verhoeven, 1997

La he visto dos veces y me gusta mucho, pero prefiero Showgirls una de las grandes películas americanas de los últimos años. Es la mejor película americana de Verhoeven y la más personal. En Starship Troopers utiliza diversos efectos para conseguir hacer pasar la píldora, mientras que en Showgirls es evidente que está desnudo. Es su película americana más cercana a las holandesas. Tiene una gran sinceridad y el guión es muy honesto, sin malicia. Está tan claro que lo escribió el propio Verhoeven y no el señor Eszterhas, que es tan malo. ¡Y qué actriz maravillosa! Como todas las películas de Verhoeven, es muy desagradable: es sobre la superviviencia en un mundo poblado por cabrones, esa es su filosofía. Starship Troopers no se burla del ejército americano o de los clichés de la guerra, eso es tan solo algo que Verhoeven dice en las entrevistas para parecer políticamente correcto. En realidad le encantan los clichés y hay un lado muy de cómic en Verhoeven, muy a la Lichtenstein. Y sus arañas está muy conseguidas y son mucho mejores que los dinosaurios de Spielberg.  De todas las películas americanas recientes que transcurren en Las Vegas Showgirls es la única real, créedme a mí, que nunca he puesto los pies allí. Siempre defiendo a Verhoeven, como defiendo a Altman desde hace veinte años. Altman fracasó con Prêt-à-Porter, pero al menos llegó hasta el final con ella, hasta ese final que exaspera todo el vacío que precede. Debería de haberse dado cuenta del poco interés del mundo de la moda cuando empezó a rodar, y desde luego debería de haberse dado cuenta antes de empezar a rodar. Es un director desigual pero apasionante. De la misma manera he defendido a Clint Eastwood desde que empezó a dirigir. Me gustan todas sus películas, incluso las películas para toda la familia con ese mono ridículo, esas que todo el mundo intenta olvidar, también son parte de su obra. En Francia se perdona casi todo pero a Altman, que se arriesga cada vez que hace una película, no se le perdona nada. Mientras que Pollack, Frankenheimer, Schatzberg… ni existen. Las películas de Eastwood y de Altman son de ellos y nadie más: te tienen que gustar.

 

El quinto elemento, Luc Besson, 1997

No la odié, pero me interesaron más Nikita y El profesional. Estoy impaciente por ver su Juana de Arco. Como ninguna versión de Juana de Arco ha dado dinero, incluida la nuestra, espero que haga perder a la Gaumont todo el dinero que ganó con El quinto elemento. Por supuesto, será una película muy ingenua e infantil, pero ¿por qué no? Juana de Arco se podría tratar facilmente como una película para niños (en Vaucouleurs sólo tenía 16 años). Las murallasde Orléans estarán recontruidas por ordenador. Personalmente prefiero un decorado pequeño, realista, a los decorados grandes hechos por ordenador, pero cada uno lo suyo. Juana de Arco pertenece a todos (excepto a Jean-Marie Le Pen), razón por la cual hice mi propia versión después de la de Dreyer y la de Bresson. Además, Besson está a tan sólo una letra de Bresson. No le falta la jeta, pero le falta la “r”.

 

Aquí termina el manuscrito de El cautivo enamorado…

 

 

Original en Les Inrockuptibles, 25 de marzo de 1998. Traducción Pablo García Canga.

Jacques Rivette y Robert Bresson en Tienda Intermedio DVD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: