archivo

Archivos Mensuales: junio 2011

En colaboración con el Festival Internacional de Cine de Huesca, Intermedio presenta la integral de cortometrajes de Raoul Servais. Nacido en Ostende, 1928, Servais está considerado uno de los grandes maestros de la animación belga. Gran comunicador y amante del surrealismo —trabajó como ayudante de René Magritte—, Raoul Servais ha repartido su trabajo entre la creación artística, la docencia y la investigación. Su obra es un ejemplo de libertad creativa, independencia y rigor, cuya preocupación principal ha sido la defensa a ultranza de la libertad de expresión y la denuncia sistemática de la injusticia en el mundo. A lo largo de su trayectoria ha recibido los premios más destacados en festivales de prestigio internacional. Esta antología recoge la práctica totalidad de su obra.

La edición incluye un libreto de 24 páginas con una entrevista con el director Raoul Servais, un texto introductorio de Sara Álvarez Sarrat y otros documentos.

Características técnicas del DVD

Duración: 86 min. + 10 min. Material adicional — Tipo de DVD: DVD 9 — Formato: 1.33:1/ 4:3 Zona: 2 — Sonido: Mono / Estéreo 2.0 / Dolby Digital (AC3) — Idiomas: V.O. Francés / Inglés Subtítulos: Castellano.

LA FAUSSE NOTE (La nota desafinada)
1963 / 35 mm / Color / 10’
Guión: Raoul Servais • Animación: Raoul Servais • Música: Luc Van Branteghem • Producción: Absolon Films / Anagram.

La Fause Note - Raoul Servais

Un pobre mendigo pide limosna vagando por las calles de una gran ciudad invadida por los reclamos publicitarios. El lamento que escapa de su pequeño organillo acaba siempre con una nota desafinada que saca de quicio a quien la escucha, lo que provoca que el organillero sea siempre abucheado. Algo imprevisto cambiará el curso de los acontecimientos.

CHROMOPHOBIA
1966 / 35 mm / Color / 10’
Guión: Raoul Servais • Animación: Raoul Servais • Fondos: Norbert Desyn · Música: Ralph Darbo Producción: Absolon Films / Anagram, con el apoyo del Ministère de l’Éducation Nationale de Bélgica.

CHROMOPHOBIA

Una legión de soldados grises invade el mundo de color para establecer su dominio monocromático. El bufón escarlata capitaneará la rebelión para reinstaurar el reino del color valiéndose de toda una serie de artimañas cromáticas.

SIRENE (Sirena)
1968 / 35 mm / Color / 9’30’’
Guión: Raoul Servais • Animación: Raoul Servais y Willy Verschelde · Música: Lucien Goethals Producción: Absolon Films / Anagram con el apoyo de Vlaamse Gemeenschap.

Unas grúas monstruosas, parecidas a reptiles prehistóricos, reinan en un puerto inhóspito. El único ser humano tolerado en sus dominios es un pescador solitario que será testigo de un extraño encuentro entre un marinero y una sirena.

GOLDFRAME
1969 / 35 mm / B&N / 5’
Guión: Raoul Servais • Animación: Willy Verschelde • Fondos: Paul Van Gysegem • Música: Duncan Calyer & Paul Van Gysegem • Producción: Absolon Films / Anagram.

El gran productor cinematográfico Jason Goldframe es siempre el mejor y el primero en todo. También quiere ser el primero en producir una película en formato 270 mm. Su obsesión le llevará a querer ser más rápido que su propia sombra. Un día, Jason conseguirá su objetivo.

TO SPEAK OR NOT TO SPEAK
1970 / 35 mm / Color / 11’
Guión: Raoul Servais • Animación: Willy Verschelde • Fondos: Norbert Desyn • Música: Lucien Goethals • Producción: Absolon Films / Anagram con el apoyo de Vlaamse Gemeenschap.

Un reportero se dedica a preguntar a los transeúntes cómo ven la situación política actual. Ninguno ofrece una respuesta satisfactoria excepto un curioso personaje de cuyo discurso pronto el sistema querrá apropiarse.

OPERATION X-70
1971 / 35 mm / Color / 9’30’’
Guión: Raoul Servais • Animación: Willy Verschelde • Fondos: Marc Ampe • Música: Arsène Souffriau Producción: Anagram, con el apoyo de Communauté Française de Bélgica.

Un poderoso ejército inicia una serie de experimentos con un nuevo gas que sume en un estado de letargo a quienes lo inhalan. Un día, por accidente, el gas contaminará Nebelux, un pacífico y pequeño país, provocando unas mutaciones muy extrañas.

PEGASUS (Pegaso)
1973 / 35 mm / Color / 8’30’’
Guión: Raoul Servais • Animación: Willy Verschelde • Fondos: Norbert Desyn • Música: Lucien Goethals • Producción: Absolon Films / Anagram.

Un viejo herrero se ve desplazado por la nueva sociedad en la que reina la tecnología. Su frustración le llevará a crear su propio universo metálico en el que acabará, allí también, anulado.

HARPYA
1979 / 35 mm / Color / 9’
Guión: Raoul Servais • Animación: Raoul Servais • Fondos: Raoul Servais · Música: Lucien Goethals Actores: Fran Waller Zeper, Will Spoor, Sjoert Schwibethus • Producción: Anagram, con el apoyo de Vlaamse Gemeenschap.

Durante su paseo nocturno, el señor Oscar salva de un intento de asesinato a la que cree una dama acosada. Pronto descubrirá que ha salvado a una malvada arpía que acabará por esclavizarlo.

NACHTVLINDERS (Mariposas nocturnas)
1998 / 35 mm / Color / 8’
Guión: Raoul Servais • Animación: Raoul Servais y Rudy Turkovics Fondos: Raoul Servais • Música: Bo Spaenc • Actores: Jo Roets, e.a. · Producción ejecutiva: Annemie Degryse • Producción: Anagram, con el apoyo de Vlaamse Gemeenschap, l’Atelier AAA (Anency) y Channel Four (Londres).

Una hermosa mariposa nos conduce hacia la sala de espera de una estación de tren abandonada. Su presencia hará que cobren vida los extraños habitantes de este espacio de ensueño. Este cortometraje está inspirado en el trabajo del pintor surrealista belga Paul Delvaux.

ATRAKSION
2001 / 35 mm / Color / 10’
Asistente a la dirección: Rudy Turkovics • Guión: Raoul Servais · Animación: Raoul Servais • Fondos: Virginie Bourdin y Marc Bracquez · Cámara: Lou Demeyere • Música: Lucien Goethals • Actores: Marq Rawls, Het MimeCentrum • Producción ejecutiva: Annemie Degryse · Producción: Anagram y Oeil pour Oeil (France), con el apoyo de Vlaamse Gemeenschap.

En una extraña e inhóspita colonia penitenciaria en la que los reclusos deambulan arrastrando sus pesados grilletes, un convicto, atraído por una luz misteriosa, intentará escapar.

RAOUL SERVAIS

Nacido en Ostende el primero de mayo de 1928. Estudió Artes aplicadas en la KASK (Koninklijke Academie voor Schone Kunsten –Real Academia de Bellas Artes–) de Gante, en Bélgica. A inicios de los años cincuenta, trabajó como ayudante de René Magritte en la realización de pinturas murales así como asistente en una película de ficción del director Henri Storck. En su etapa amateur, Raoul Servais dirigió cortos experimentales en 8 y 16 mm. En 1960 empezó su carrera como director de películas de animación. Dirigió una docena de cortometrajes y un largometraje.

Sus películas han ganado más de 60 premios en festivales especializados, entre otros: Gran Premio de cortometraje en el Festival Internacional de Venecia de 1996; Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes de 1971; Palma de Oro del Festival de Cannes de 1979; Gran Premio y Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Animación de Annecy en 1998. Grandes premios en festivales como Zagreb, Bilbao, Valladolid, Chicago, Montreal, Teherán… Ha recibido el premio Norman McLaren Heritage a su carrera fílmica; el Dragon of Dragons otorgado por el Festival de Cine de Cracovia y la Espiga de Oro en el Festival de Valladolid.

Fue Presidente de Honor del Festival de Hiroshima en 1996 y 2010. Se han realizado retrospectivas y exposiciones de su trabajo en Annecy, París, Nueva York, Hollywood, Chicago, Vancouver, Montreal, Río de Janeiro, São Paulo, Valladolid, Madrid… Raoul Servais ha realizado varias pinturas murales entre las que destaca la que se encuentra en la estación de metro “Houba-Bruggman” de Bruselas.

A principios de los años sesenta, Servais fundó la primera escuela oficial de animación del continente europeo en la KASK de Gante (Bélgica). Además ha dado conferencias en la Escuela Nacional de Arte La Cambre de Bruselas y en el Centre Tertiaire de Valenciennes (Francia). Fue profesor invitado en la Escuela de Arte de Columbia, Chicago y en CALARTS (California Insitute of Arts) de Los Ángeles. Desde 1985 hasta 1994 fue presidente de ASIFA (Asociación Internacional de Films de Animación).

Raoul Servais es miembro honorífico de la Real Academia de las Ciencias y las Artes de Bélgica y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Gante.

Raoul Servais en Tienda Intermedio DVD. Comfortpack DVD 9 + Libreto 24 páginas, 15’95 € gastos de envío gratis.

“En otro orden de cosas. Notas sobre la obra de Raoul Servais”, por José Ramón Otero Roko en Blog Intermedio DVD.

Raoul Servais es uno de los máximos exponentes de la animación mundial actual. Y a lo largo de su carrera se ha labrado un camino caracterizado por su personal estilo y su constante afan renovador. Así lo define la Wikipedia, en un extenso artículo que resume la biografía del director al que está dedicada la reciente edición de Intermedio DVD. Para el crítico de cine Manuel J. Lombardo, en su artículo “Servais Surrealista“, publicado ayer 28 de Junio de 2011 en el Diario de Sevilla, “habría que hablar del belga Raoul Servais como de uno de los grandes cineastas surrealistas de la historia junto a Buñuel, Dalí, Cocteau, Dullac, Ray, Léger, Richter o Jan Svankmajer“. y “sus trazos, de carácter casi ideogramático, como señala Jordi Costa, tratan asuntos como el antimilitarismo o el anticapitalismo a través de fábulas satíricas que ilustran una mirada crítica contra las injusticias y comprometida con la libertad que conectaba con el espíritu contestatario de aquellos días y que bien podría servir hoy de referencia o inspiración creativa a las últimas revueltas indignadas.”

Raoul Servais también es uno de los protagonistas del reportaje que el programa cultural de TVE en catalán “Continuarà” dedica al Festival de Cine de Huesca. En la entrevista, del vídeo que podéis ver en los primeros minutos del programa en “TVE a la Carta”, dice: “Sí, es la voluntad. Yo diría que es el tratamiento del misterio, de cosas inconexas, como un resultado, como un descubrimiento. Toda la trayectoria de mi cine es la búsqueda, es la investigación, el placer del descubrimiento. Es por eso que cada una de mis películas es completamente diferente“. Servais, ataviado con una chaqueta negra y una camisa roja, resume así el cine que incubó mientras se criaba con republicanos españoles y refugiados de todos los orígenes, como judíos austriacos, izquierdistas alemanes e italianos, durante la segunda guerra mundial en su infancia en la Bélgica ocupada por los nazis.

Artículo completo de Manuel J. Lombardo en el Diario de Sevilla.

Raoul Servais en tienda Intermedio DVD. DVD 9 + Libreto de 24 páginas, 15’95 € gastos de envío por mensajería gratis.

“En otro orden de cosas. Notas sobre la obra de Raoul Servais”, por José Ramón Otero Roko en Blog Intermedio DVD.

Seguimos presentándoos novedades. Podemos anunciaros que el próximo noviembre Intermedio DVD publicará un cofre con la integral de Pere Portabella, más un libro con textos y entrevistas. Esta edición contará con sus más recientes producciones como “El Silencio antes de Bach” (2007) o “Mudanza” (2008) además de cintas que estructuran la historia del cine de vanguardia en nuestro país, como “Informe general sobre algunas cuestiones de interés para una proyección pública” (1976) o “Umbracle” (1972).

La Tate Modern Gallery de Londres dedica desde el 13 de mayo al próximo 31 de julio un ciclo-homenaje al cine experimental de Pere Portabella. Asimismo la obra de Portabella ha sido mostrada en el MoMA de Nueva York, el MACBA de Barcelona o en el Thyssen-Bornemisza de Madrid, además de obtener numerosos galardones en festivales de todo el mundo. La edición de Intermedio DVD supone la segunda dedicada a un cineasta de nuestras tierras, tras el éxito del cofre de Albert Serra, y uno de los acontecimientos más relevantes de la edición de cine en nuestro país de los últimos años.

A continuación os detallamos cuál va a ser el contenido exacto de este cofre de Intermedio DVD:

DVD 1:
No Compteu amb els dits (1967) 26’
Nocturno 29 (1968) 83
Lectura Brossa (2003) 38’
DVD 2:
Vampir-Cuadecuc (1970) 75’
Play Back (1970) 8’
Acció Santos (1973) 12’
DVD 3:
Umbracle (1972) 85’
El Sopar (1974) 50’
DVD 4:
Aidez l’Espagne (1969) 5’
Miró l’altre (1969) 15’
Miró la forja (1973) 26’
Miró Tapís (1974) 22’
Premios Nacionales (1969) 5’
DVD 5:
Informe general sobre algunas cuestiones de interés para una proyección pública (1976) 158’
DVD 6:
Pont de Varsòvia (1990) 85’
La Tempesta (2003) 6’
No al No (2006) 5’
PHN (a concretar)
Uno de aquéllos (a concretar)
DVD 7:
Die Stille vor Bach (2007) 102’
Mudanza (2008) 20’

Actualización 6 / 7 / 2011: Todas las películas del cofre llevarán subtitulado adicional al inglés y al francés. Además se tratará de una edición internacional “Zona 0” válida para reproducirse en todos los países.

Tienda de Intermedio DVD. Gastos de envío gratis.

Fragmentos de una mujer casada.
A propósito de “Diario de una mujer casada” Macha Méril / Jean Luc Godard

La Infancia. “Para hacerla: / Primero: te ocupas de ella / Segundo: lo calculas todo / Tercero: avisas a todo el mundo / Cuarto: lo haces / Quinto: compras pintura / Sexto: lo verificas todo / Séptimo: lo pintas / Octavo: vuelves a verificarlo todo / Noveno: la mejoras un poco más / Décimo: la pones en marcha.” Nicolás. (Diario de una mujer casada, Macha Méril / JLG, pág 45, Intermedio DVD)

Sí, es una mujer banal. No por ninguno de los prejuicios del siglo XIX, tan caros a los conservadores de las apariencias. No porque sea extremadamente delicada y por tanto parezca tan consciente de que cualquier interferencia en la belleza puede afear su espíritu. Al fin y al cabo la gracia no dejamos de percibirla como un afloramiento del alma. Sino porque ser armónica con este mundo dilata el vacío interior, porque el bienestar a veces se compone de caprichos casuales y no de las causas y efectos que defiende el ser humano que está en tensión con el mundo.

Sí, es un hombre banal. ¿O son dos hombres, el uno y el otro? Al fin y al cabo tener un sitio en la sociedad supone haber sabido jugar con unas reglas y las reglas también contemplan la falta. En 1964 el campo de juego era todavía un reparto de papeles por géneros. El hombre pagaba el apartamento al que llevaba a su amante. Si quería fundar una familia el apartamento tenía más habitaciones, e iba menos a menudo. La amante salía a comprar sujetadores a los grandes almacenes. El capitalismo todavía no había puesto a las órdenes de la productividad a todos sin importar el sexo. Hay cosas que sabemos que son un avance, pero que no dejan de avanzar hasta convertirse en otras.

Sí, ese es un rasgo de la contemporaneidad, no exactamente de la modernidad. La modernidad es otra cosa, siempre minoritaria, siempre a destiempo de los que viajan en el paso de las horas. La única manera que ha tenido la modernidad de ser contemporánea es tasándose, renovándose, aparentemente, en un intercambio constante de sus signos exteriores por la moneda de los signos comunes. Todo lo que no existe vale. Vale la novedad si confirma un anhelo, una potencia, si instala un devenir. La modernidad es eso, lo que aún no es, somos modernos si parte de nosotros no es en este mundo.

Hay una forma poética, que es la forma del lenguaje. Para unificarla podemos llamarla sinestesia. La sinestesia es la mezcla de varios sentidos, en neurología se refiere a los sujetos a los que un sonido activa sus sensaciones visuales, que el tacto material les lleva a la red nerviosa un olor, que un color determinado pone en alerta su sistema auditivo. Esta es la apelación del cine de Godard, en tanto es la apelación de la modernidad. Hoy hay un cine del habla, por cuanto todos los sentidos nos hablan, un cine sinestésico, y hay un cine de orar, por cuanto la oración tiene la forma del habla, pero su acto es una repetición de la apariencia del lenguaje, de su modelo como sonido, dirigida a un ser que no es, o, desde el lado del creyente, ‘que no puede ser’. Ese es el cine que encontramos en la mayoría de las salas de nuestro país y es el cine de la contemporaneidad, aunque un verdadero contemporáneo siempre dirá que se siente en sincronía con el porvenir.

A partir de ahí decodificar el cine de Jean-Luc Godard y las construcciones semánticas de una “Una femme mariée” obliga a hacer el tránsito entre lo que vemos y entre quién lo ve. Lo ve Godard primero, esta es una vieja discusión de la teoría cinematográfica. El primero que lo ve es el director. Si el director se equivoca es porque ve primero lo que ve ante sí que lo que ve en la pantalla. Los grandes directores ven en la escena lo que van a mostrar. Pero ante lo que está en la pantalla son espectadores, no como receptores del espectáculo, sino como sujetos expectantes. Así ver una película que uno no ha rodado es ver lo que el director debía de haber visto, si es mejor o peor es porque él ‘ha mirado’, o no. La sola diferencia entre ser el autor de una película o ser público, pronunciada esta palabra como el acto de su existencia, es que el autor dirige y el público recibe. En todos los demás órdenes de esta comunicación el sujeto sabe lo mismo, nunca se sabe del todo lo que se dirige, igual que nunca se sabe del todo lo que se recibe, porque lo que no va a ser mostrado en el cine sólo puede ser ruido o censura y lo que se muestra es sólo una parte de lo que se sabe que se muestra.

“Una femme mariée”, una mujer casada, es ante todo esa visión de Godard que ve entre el público. Ve la mujer por encima de su representación y ve la sociedad por encima de su acto de ver cine. En las butacas de 1964 todos temían ser mostrados como lo que pudieran ser para otros, un adúltero, una adúltera, un chulo, un cornudo, una cornuda, una clienta de grandes superficies. Todo miedo se funda en las cosas más simples, toda vida se compone básicamente de cosas sencillas. Y Godard no se enfurece, cree, acertadamente, que a esa sociedad que se siente culpable de su hipocresía hay que hablarle con el lenguaje de las cosas reales, por banal que sea su miedo y banal sea la manera de convivir con el, como en la maravillosa escena en que Macha Méril sale del apartamento mientras Bernard Nöel va a por el coche, y ya el titubeo de su primer paso nos declara que no quiere ser vista, no por un detective, sino por cualquier viandante. Al fin y al cabo una aventura, un escarceo amoroso, un romance fuera de la pareja, no es sino la intuición vital del amor libre, mediada por el miedo, la represión socio-cultural o la doble-moral religiosa.

Es también el momento en que Philippe Leroy le dice a Macha Méril “¿Dónde empiezas tú y dónde la imagen que me hago de ti? Es decir ¿cómo distinguir entre la realidad y lo que yo deseo?”. Nunca antes se había visto en el cine al hombre haciéndose tal pregunta ante la mujer. Consciente del engaño, por encima de los celos, en la intuición de la modernidad. Pero el hombre de 1964, como el de 2011, es aún precario ante esa disposición, su interdependencia le impide aceptar la autonomía individual y ser consciente de la transitoriedad de la relación amorosa, aún más de la únicamente sexual, donde muchos de los nudos de la relación clásica están hechos de dominio y de miedo y para deshacerlos quizás habría que desatarlos cuando más nos benefician. A Charlotte no le importa la lealtad sino la soledad (Como cuando tras la cena habla de las características de su casa, aprendidas de un tríptico de constructora, y repite un reclamo idéntico al de una inmobiliaria: “¡Vivimos aquí cada día momentos que creemos excepcionales!”). A Pierre, atrapado en el mismo juego de hacer agradable el rato a su anfitrión, parece que no le importa ni una cosa ni la otra, sino que permanezca la memoria de ella con él en el aire (“Es fantástico pensar que lo primero que se le enseña a una máquina es la memoria”).

Luego vienen los bellos textos que Jean-Luc Godard hace recitar a través de un auricular a los actores, como explica Alain Bergalá en uno de los extras del DVD. Godard ama más la presunta banalidad de esos personajes que lo que pudiera rechazarla cualquier romántico del siglo XVIII, quizás porque la sabe tan sólo superficie, cara exterior, área solar de la masa oscura donde el lenguaje no llega a pronunciarse. Godard, en sus películas de la década de los sesenta, se pone del lado del alma y siente que ponerse del lado del alma, en el cine, es ponerse también del lado de la imagen. Todo lo que entrega es la apariencia de una de las mujeres más bellamente filmadas del siglo XX, Macha Méril, y el habla a través de su cuerpo de una sociedad que haría ver en voz alta la intrascendencia de sus remedios arcaicos para custodiar su supervivencia si cesaran las oraciones.

Por José Ramón Otero Roko.
© Creative Commons Reconocimiento Compartir-Igual.

Macha Méril en "Una femme Mariée" ("Una mujer casada"

“Diario de una mujer casada” edición facsímil del libro de Macha Méril y Jean-Luc Godard, que compone textos y fotogramas de la cinta, más “Une Femme Mariée” (“Una mujer casada”), está editado por Intermedio DVD en abril de 2011.

De nuevo agradecemos al crítico cinematográfico Andrés Hispano la propuesta, a los lectores de “La Vanguardia”, del visionado de una obra editada por Intermedio, en esta ocasión el libro y el film “Diario de una mujer casada” que hemos tenido el placer de lanzar hace pocos días. La reseña, publicada en catalán en el suplemento Cultura|s del miércoles 22 de Junio, la traducimos para que podáis disfrutar todos de ella:

“Una femme Mariée” (Jean-Luc Godard, 1964)
“Diario de una mujer casada” (Macha Méril, Jean-Luc Godard, 1965)

Andrés Hispano

Rodada a todo correr, en pocas semanas, para cumplir una promesa y llegar a tiempo de competir en el Festival de Cine de Venecia, esta cinta comparte estrategias visuales, narrativas y conceptuales con otros de los films de aquella época, como “Vivre sa vie” (“Vivir su vida”, 1962) y “2 ou 3 choses que je sais délle” (“Dos o tres cosas que sé de ella”, 1967). Son retratos de mujeres contemporáneas realizados a partir de una planificación tan meticulosa que prácticamente las deja reducidas a una bidimensionalidad publicitaria, modelos cosificadas a un diseño desapasionado. Ahí radica la paradoja bajo la cual Godard presenta estas mujeres modernas, resultado de una emancipación en la cual el control sexual de las vidas es confundido con la banalidad mediática que modela la representación. Esta mujer casada, en particular, va a levantar una gran polémica por la manera en que muestra una rutinaria doble vida entre el marido y el amante, a la vez que por las referencias al aborto o a la anticoncepción. ‘La’ mujer casada del título original se va a convertir en ‘Una’ mujer casada para esquivar la censura. Y hay más concesiones, pero según Méril ya estaban previstas por un astuto Godard para distraer de lo esencial. Macha Méril, la actriz protagonista de origen ruso, impactada por la repercusión que la censura va a otorgar al film, compondrá un libro gráfico a partir del original, un sofisticado decoupage que ella define “como una copia en papel arrancada de la materia de la película”. La paginación y variedad tipográfica del libro reflejan las diferentes voces y velocidades de la cinta, que alterna la ficción con algunas entrevistas e imágenes de la actualidad informativa. Esta edición del libro, facsímil del original descatalogado, lleva una presentación muy lúcida de Méril además de un DVD con el film. Alain Bergalá presenta la película en una breve grabación.

Reseña de Andrés Hispano sobre "Diario de una Mujer Casada" en La Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: