archivo

Archivo de la etiqueta: William Dafoe

¿Qué esperas de un actor? Pocas cosas. Pocas pero dificiles. Que su rostro pueda quedar transfigurado por una sonrisa, por ejemplo.

¿Por qué piensas esto? ¿Por qué vuelves a pensarlo? Porque ayer por la noche, en la Filmoteca, Jacques Rivette, le veilleur, el documental de Claire Denis.

Uno empieza a ver la película por las palabras de Rivette, esperando lo que tenga que decir el cineasta, lo que le haga decir Daney.

Pero la película va avanzando hacia la noche (parte uno día, parte dos noche) y uno se va dando cuenta de que ya no anhela las palabras, sino los silencios.

La película se toma el tiempo de esperar. Esperar a que lleguen las palabras, a que emerjan del silencio. Y parece que ese silencio al que Claire Denis no renuncia está allí para dar valor a las palabras. Como un marco.

Y no. No es el silencio el que da valor a las palabras. Son las palabras las que van dando valor al silencio. El silencio es la respuesta. Es el secreto. El secreto visible.

Una película echa del día y de la noche. Como en Murnau.

(Además de Rivette y de Daney, además de los fragmentos de la películas y de los lugares de París que están pidiendo ser filmados, dos actores aparecen hablando de Rivette. En la primera parte Stevenin. En la segunda Bulle Ogier. ¿Stevenin actor diurno y Bulle Ogier actriz nocturna? Recordemos Duelle. El duelo de día y de la noche.)

Una película hecha de palabras y de silencios. De silencios y de sonrisas.

Rivette es uno y es otro. Es aquel que habla y aquel que calla. Aquel que se ausenta y aquel que sonríe. La más bella de las sonrisas. La sonrisa que transfigura un rostro. Piensas de pronto en William Dafoe en Go Go Tales. Otra sonrisa que ilumina. ¿Por inesperada? ¿Porque realmente el rostro cambia por completo, porque el sonreír afecta a todos los rasgos? Quizás hay algo más. Sonrisas de quien no sonríe cuando no sonríe. Que se guardan las sonrisas para cuando son de verdad. Pero entonces sonríen por completo. Y entonces resurge otro tiempo, otro mundo. ¿La infancia en esos rostros angulosos?

Una película, íbamos diciendo, hecha de palabras y de silencios, de silencios y de sonrisas. Claire Denis una y otra vez vuelve a ese rostro, a esas manos, a esos andares.

¿Puede su rostro decirnos más de un cineasta que sus palabras? Y en la palabras ¿puede decirnos más el tono que la letra? ¿Se ve en el rostro, en el cuerpo de un cineasta, su cine? Eso parece preguntarse, poco a poco, la película. Como si llegase con una pregunta y poco a poco descubriese que hay otra más importante. La respuesta es parcial: en el caso de Rivette sí.

(Y en la película Rivette nos recordaba que el cine es alternancia de imagen y oscuridad. Imagen 24 veces por segundo. Oscuridad 24 veces por segundo. El día y la noche. La palabra y el silencio. Lo visible y lo invisible. Dos mundos paralelos.)

Así que en su silencio, en su sonrisa, en sus andares, en los gestos de sus manos, vemos su cine. ¿Una respuesta? ¿Una respuesta al secreto? No. Pero el secreto visible. El secreto al desnudo, frágil e inalcanzable. Vemos lo que no podemos ver. Lo que nunca veremos realmente. Lo que de un ser siempre se nos escapará. Vemos que no vemos. No es tan fácil. No es tan frecuente. Sentir la presencia del secreto, el signo de ese mundo invisible que se encuentra en el otro, en ese que tenemos enfrente. Como un signo de esa oscuridad 24 veces repetida por segundo, esa oscuridad que podemos sospechar pero no ver.

El secreto mejor guardado es la presencia del secreto. Lo que ocultamos es que hay un secreto que nunca, nadie, ni aunque nosotros quisiéramos, podrá ver, podrá compartir. Ocultamos esa presencia del secreto en nosotros. La olvidamos en los demás.

¿Qué esperas de un actor? Que me haga sentir que nunca lo podré conocer. Que saque a la luz la existencia de su secreto. Que me muestre la puerta, imposible de abrir, que conduce a su vida paralela.

 

 

Original en El Diablo Quizás.

 

Jacques Rivette en Tienda Intermedio DVD.

 

Chris Marker, del que pronto podremos daros buenas noticias en el capítulo editorial, ha compuesto un pequeño collage en apoyo de los estudiantes chilenos en lucha con el gobierno. A continuación os lo reproducimos y también la presentación que hacen de la plataforma CineEducación los propios activistas a la que pronto se sumarán nuevos directores como Patricio Guzmán o William Dafoe y en la que todo el mundo que tenga una cámara está llamado a participar.

Chris Marker, CinEducacionhttp://www.cineducacion.cl/blog/2011/11/chris-marker-take-these-words-as-an-useless-token-of-friendship/

¿Qué es CinEducación?

En Abril de este año, los estudiantes chilenos iniciaron una movilización a nivel nacional con el propósito de garantizar una educación de calidad y gratuita para todos. Temas como el fin del lucro y la igualdad de oportunidades se instalaron como pilares fundamentales de un movimiento que, desde entonces, ha buscado no la solución de problemas puntuales sino la modificación profunda del modelo socio-económico chileno. Sus demandas han calado tan hondo en la población que según las últimas encuestas alcanzan un 79% de apoyo, evidenciando así el gran descontento del pueblo chileno hacia un sistema que piensa la educación como un bien de consumo y no como un derecho humano fundamental.

Tomando un rol activo y comprometido con este movimiento transversal, hemos creado una plataforma colectiva audiovisual con el propósito de que sirva como espacio de información, creación y debate ciudadano. Nuestra gran inspiración viene de Mayo del 68′, cuando en medio de las protestas estudiantiles, un grupo de cineastas franceses -entre ellos Godard, Marker, Resnais y Garrell- tomó las cámaras y salió a la calle a documentar los acontecimientos. Realizaron pequeños trabajos audiovisuales que luego proyectaron en cines, plazas, calles y centros comunitarios con el nombre de “Cinétracts”. Al igual que ellos, nosotros también buscamos alinearnos a las demandas estudiantiles, ofreciendo una mirada colectiva y caleidoscópica sobre lo que ocurre; a diferencia de ellos, queremos aprovechar las ventajas de internet y la facilidad de acceso a cámaras para hacer un llamado abierto a la población general y no sólo a cineastas profesionales. Así, aunque contamos ya con el compromiso de un gran número de reconocidos directores como Patricio Guzmán, Gael García Bernal, Pablo Larraín, Ignacio Agüero, Willem Dafoe y Cristián Jiménez, nuestro propósito es abrir una ventana ciudadana donde ninguna mirada se pose por sobre otra.

La invitación es a formar parte de esta gran plataforma colectiva, compartiendo su mirada particular sobre lo que ocurre en Chile y el mundo respecto a la educación. No importa si vives en otro país o si hablas otro idioma; si eres documentalista profesional o un ciudadano/a con una cámara, lo que importa es tener algo que decir y usar el lenguaje audiovisual para compartirlo con nosotros. Animaciones, collages, montajes, voces en off, textos, videos participativos y todos los recursos imaginables son bienvenidos. CinEducación es un proyecto de creación colaborativa que nace en Chile, pero se abre a todas las miradas. ¡Toma tu cámara y movilízate!

¿Cómo participar?

Edita un video de 1 a 4 minutos, súbelo a youtube o vimeo e inscríbelo en http://www.cineducacion.cl. Ahí podrás ver, comentar y compartir todo el material que recibamos. Ofreceremos también la posibilidad de que cada usuario monte su propia película a partir de los videos compartidos y organizaremos proyecciones en espacios públicos y en canales comunitarios, explorando canales alternativos y horizontales de distribución.

En consonancia con las demandas estudiantiles, todo el material se licenciará con Creative Commons, de manera de asegurar su libre y gratuita circulación. Finalmente, el próximo año editaremos un documental de 90 minutos con algunos trabajos seleccionados, el que será estrenado en cines, DVD y festivales internacionales.

http://www.cineducacion.cl/blog/que-es-cineducacion/

http://www.cineducacion.cl/blog/2011/11/invitation-to-a-collaborative-audiovisual-platform-en/

A %d blogueros les gusta esto: