Cosa tomada. Godard y los collages (Louis Aragon entrevistado por André S. Labarthe, 1964)

Cosa_tomada

Lo curioso es que si digo “me gusta Godard”

me encuentro de repente en el viejo papel del bromista, ¿entendéis?

El bromista que dijo que Charlie Chaplin estaba bien.

Bueno, pues quizá bromee pero creo que Godard es muy bueno. Me gusta.

Tomemos por ejemplo una película

que no es la película de Godard que prefiero, pero esa no es la cuestión,

una película que me gusta mucho pero no es mi preferida.

Hablo de Banda aparte.

Bueno, pues ese París o… no sé que lugar de las afueras sale en la película,

es algo que me resulta orgánicamente cercano.

¡Es lo que nunca se fotografía!

Evidentemente si digo que Le paysan de Paris se hizo del mismo modo

os burlaréis y diréis que no,

que no había cámara, etc.

Pero de hecho es casi lo mismo, en realidad.

Es decir, el mecanismo es el mismo, el mecanismo mental.

Son cosas que pasan en la vida,

uno se encuentra con gente, a veces.

Unos han hecho películas; otros, trucos de prestidigitación.

Poco importa. Es lo mismo.

(…) Bien, ahora el collage es una práctica generalizada.

Pero es un collage mimético.

El único collagista que inventa, que yo sepa, es Godard.

Puesto que en el cine, en las películas,

jamás se habían hecho propiamente collages, es la primera vez.

Nada puede considerarse collage en las películas tal y como eran antes de que llegara Godard.

Es una idea que tuvo él, la introducción de lo que él llama “collages”,

que de hecho es una metáfora, porque no son collages en el sentido pictórico de la palabra,

porque por ejemplo a menudo se trata de collages de frases.

Frases tomadas de otros sitios, y a este respecto

la gente se enfada mucho con él, están contra esa idea,

y le reprochan su manía de citar cosas.

La manía de citar no sé si es una cosa tan mala,

al menos a mí no me parece tan mal…

En eso además soy juez y parte.

Yo también cito mucho. Cosas diferentes, claro está.

En mi opinión, por el contrario, se trata de la intervención

de un elemento extraño al pensamiento del artista que hace una obra,

que es un elemento que no imita sino que toma de lo que ya está hecho.

Igual que Picasso tomaba el titular de un periódico y lo pegaba.

Bueno, pues eso en Godard da una especie de perspectiva a las películas.

En realidad… [suena el teléfono]. Parad. ¿Diga?

Es imposible permanecer en Ginebra. Mañana salgo para Zurich. Tomo el avión para Brasil. Veronika… ¿porque está tan callada?

No sé qué decir.

¡Pues diga mentiras! Diga que no está triste por mi partida.

No estoy triste por su partida. No le amo. No me reuniré con usted en Brasil. No le envío besitos.

Bueno, hablábamos de lo que es el collage…

Decía que el collage a una perspectiva, una perspectiva sobre la realidad exterior al artista.

Dicho de otro modo (y ya ven a donde quiero ir a parar, porque está muy bien

hablar de Godard pero todo esto lo digo también pensando en mí),

lo que pretendo hacer es una apología del realismo.

Y le guste o no a Godard, yo le tengo por un realista.

Un realismo en el sentido en el que mi amigo Garaudy hablaba

de “realismo sin orillas” (término que apruebo, porque no

me gustan nada los muelles, ni los diques).

Pero en lo que se refiere a Godard, precisamente el elemento de collage,

el elemento prestado de la realidad en torno,

es algo que no se discute, que no se adapta.

No funde la cosa creada y la cosa tomada,

y eso da una perspectiva de la realidad, e incluso

de un mundo que supera lo que se puede decir.

¿Sabe?, muy a menudo me aburría en el cine y en el teatro

con obras o películas en las que tenía la impresión de que

lo que me mostraban en el escenario o en la pantalla era toda la realidad.

Que si me enseñan una casa o un portal, vamos, que hace esquina,

sé que no vale la pena dar la vuelta a la esquina porque no hay calle.

Mientras que hay obras que me dan la impresión de que hay no sólo una calle

sino una perspectiva profunda:

una ciudad, el campo alrededor, el bosque más lejos, y por fin el mar.

Y así es Godard. Cuando veo una cosa que ocurre en un barrio cualquiera

un barrio bien polvoriento de París, sé que detrás está el mar.

 

321

Traducción: Manuel Asín

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: