Portabella extraterritorial, por Santos Zunzunegui (II)

COCHECITO, EL / COCHECITO, EL (1960)

(viene de aquí)

Pero lo que realmente me interesa señalar es el hecho de que si consideramos en su conjunto el trabajo de aquellos años del Portabella productor tendremos la figura de alguien que en Los golfos apadrinaba un cine que, apuntaba hacia un nuevo realismo de corte estilizado y alejado de todo naturalismo. Para lo que procedía al trasplante al campo cinematográfico de buena parte de las técnicas que la novela española venía explorando con mejor o peor fortuna por aquellos años, hasta alcanzar el límite del objetivismo behaviorista, sustituyendo la anquilosada retórica de aquel “viejo realismo”, cuya putrefacción ya no escapaba a nadie, por la nerviosa indagación de unos comportamientos de los que se renunciaba a facilitar una explicación estereotipada.

Por su parte El cochecito (con sus coetáneos El pisito y Plácido), ya lo hemos dicho, supuso una nueva vuelta de tuerca al discurso superador del realismo primario, mientras que Viridiana no sólo insistía en esta vía sino que la maridaba con la socarronería surreal de un Buñuel que proponía, en su retorno a España, una especie de film síntesis de todas las tendencias estilizadoras que han trabajado el cine español en su conjunto desde el comienzo de su historia.

Vistas las cosas desde este prisma lo sucedido en el cine español de la década de los sesenta cambia radicalmente de sentido. Diré, someramente, que la liquidación temporal de lo que supuso Films 59, bien puede tomarse como reveladora de los caminos que se cerraban ante el cine español, de aquellos días. Si la lectura tradicional y tópica de lo sucedido durante los “felices sesenta” insiste en el discurso, más o menos épico, del posibilismo encarnado en el NCE, hay una manera alternativa de ver las cosas que pondría el acento en que durante esos años la emergencia del modelo promovido al alimón desde la Administración y determinados sectores de la industria y el aparato cinematográfico sólo dieron lugar al surgimiento de un cine cuya vigencia industrial y estética se reveló, finalmente, limitada y que, además, actuó de tapón (y esto es lo trascendental) para el posible desarrollo de un modelo alternativo ejemplificado en los films citados y en las líneas de fuerza en ellos representados. La conciencia de este tipo de problemas emerge con nitidez en la entrevista inédita que realizaron con Portabella J. M. García Ferrer y J. M. Martí Rom. Las palabras del propio cineasta lo formulan con pasmosa claridad: “puede decirse que Querejeta empieza a producir cuando aquellos acontecimientos me liquidan como productor”.

Completando esta manera de ver las cosas puede detectarse una lógica implícita en el hecho de que tras hacer posible la emergencia tanto de un “nuevo realismo” como de un esperpento de base costumbrista, el siguiente paso de Portabella (continuando con la declinación de las distintas formas de estilización) fuese acercarse al terreno del cine que se adentra en los terrenos del mito, vía transitada mediante su doble trabajo como guionista (es el caso de El momento de la verdad/Il momento della verità; Francesco Rosi, 1965) o como productor asociado (la referencia sería, obviamente, Lejos de los árboles, film de Jacinto Esteva comenzado a rodar en 1963 y terminado en 1970). Si ahora saltamos unos años hacia delante nos encontraremos con una ulterior explotación de esta veta en la implicación de Portabella en el lamentablemente inconcluso film Hortensia/Béance de Antonio Maenza (1969) o en el más reciente Tren de sombras (José Luis Guerín, 1997).

El recorrido se completa, precisamente, con el paso de Portabella a la realización, hecho que supone la aparición en su obra de la vinculación explícita de su trabajo con formas aún más radicales de estilización, como son las de corte vanguardista, campo donde la formulación de extraterritorialidad va a cobrar un nuevo sentido.

(continúa aquí)Silvia Pinal in Luis Buñuel's VIRIDIANA.  Credit: Janus Films.  

Texto publicado en Historias sin argumento. El cine de Pere Portabella. Ediciones La Mirada, Barcelona (2001).

Pere Portabella en Tienda Intermedio DVD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: