Portabella extraterritorial, por Santos Zunzunegui (I)

Spanish director Pere Portabella poses during the photocall of "La Bo    Considerar la posición de Pere Portabella en el interior de ese continente semiexplorado que es el cine español obliga a plantear dos problemas previos. El primero hace referencia a la necesidad de interrogarse sobre cuales serían las vetas creativas que, de existir, autorizarían a hablar de cine español más allá de la pura referencia destinada a facilitar la adscripción administrativa de una serie de películas en el interior de un mercado. En este sentido la obra de Portabella (en su doble faceta de productor y director) ofrece elementos más que significativos para iluminar algunos de los aspectos que, tentativamente, podrían identificarse como formativos de lo más rico y sugestivo producido por el cine español a lo largo de su historia.

El segundo remite al hecho evidente de que una obra como la de Portabella no puede ser abordada en toda su complejidad sin sacarla del estrecho marco del cine para situarla sobre el doble fondo del diálogo con otras prácticas artísticas y con la sociedad en la que se inserta. Precisamente será este doble lazo el que ayudará a situar mejor el problema planteado en el párrafo anterior ya que si algo distingue al cine de Portabella es que en sus películas las elecciones estilísticas no se distinguen de las opciones políticas. De hecho su extraterritorialidad surge de la forma precisa en que ambas dimensiones se hacen una sola a través de films que se piensan como objetos de intervención en la realidad social. Si las obras que puedan aparecer como más directamente políticas no dejan de mostrar su voluntad de constituirse como objetos artísticos (véase como ejemplo el caso de Informe general) las obras más aparentemente “artísticas” (como puede ser Umbracle) presentan notables aristas políticas.

*

    Volviendo sobre el primer problema planteado conviene no perder de vista que el trabajo esencial de Portabella en tanto que productor cinematográfico declina algunas de las vetas creativas más sugerentes que emergen entre la multiplicidad de caminos emprendidos -con fortuna muy desigual- por el cine español a lo largo de su existencia.

De hecho, la trayectoria de Portabella aparece como esencialmente excéntrica al cine dominante tanto cuando explora vetas de una cierta tradición hispánica del realismo (o sus derivaciones más o menos deformantes) a través de una parte importante de su tarea como factotum de Films 59 (Los golfos, El cochecito, Viridiana) o marida el gesto vanguardista con la radicalidad política en los films que firma como director y, también, en alguno de los proyectos que apadrinó como productor a lo largo de los años.

Es el momento de recordar que Los golfos -primer film producido por Films 59- presentaba la novedad no sólo de dar la palabra -la imagen- a un grupo de jóvenes cineastas recién llegados a la profesión sino que aparecía ante los ojos de los sectores más avispados de la crítica como una intervención práctica en el proceloso terreno de la búsqueda de un “cine realista” (y entrecomillo, prudentemente, la expresión) que no hiciese ascos a los aires que por esos años (estamos en 1959) comenzaban a soplar por toda Europa de la mano, primero de la Nouvelle vague y, luego, de lo que se conocería con el pomposo nombre de Nuevos cines. Precisamente, vista desde nuestro punto de vista actual, la importancia de Los golfos no puede desdeñarse y aparece como una contribución esencial en la búsqueda de un cine en el que se pudiese maridar la supuesta tradición realista de la que siempre parece haber hecho gala el arte español con la necesaria puesta al día de las fórmulas cinematográficas al uso. Todo ello con la finalidad de dar a luz un film cuyas apuestas esenciales no encontraron lamentablemente continuación durante la década de los sesenta en las que su toma de postura ante el arte y sus formas de hacerse cargo de la realidad fueron debidamente sepultadas por la apuesta mucho más pacata estilística y políticamente que supuso el posibilista Nuevo Cine Español apoyado desde la Administración tímidamente aperturista de García Escudero.

Otro tanto sucede con las siguientes experiencias de producción de Films 59: si nos referimos al film del tandem Ferreri/Azcona, El cochecito (1960) nos encontraremos ante la exploración radical -y complementaria de la que supuso Los golfos– de un “realismo alternativo” basado en la remisión a la tradición hispánica del esperpento como fórmula para buscar caminos poco trillados a la hora de alcanzar lo que el propio Portabella definiría, años más tarde hablando de sus films como director, como “realismo de resultados”. “Realismo de resultados” no siempre bien comprendido por los sectores progresistas de la crítica cinematográfica del momento como testimonian las puntillosas reticencias con las que el film fue abordado desde las páginas de Nuestro Cine, revista que se iba a convertir, de inmediato, en el más firme baluarte del emergente Nuevo Cine Español.

No parece necesario insistir en el hecho de que el siguiente film producido por Films 59, en una cadena lógica de profundización y radicalidad estilística, fuese nada más y nada menos que Viridiana (Luis Buñuel, 1961). Con el affaire suscitado por el film se iba a poner fin, de momento, a la carrera de producción de Films 59, obligando a Portabella a replantearse su futuro cinematográfico.

(sigue aquí)

santos zunzunegui

Texto publicado en Historias sin argumento. El cine de Pere Portabella. Ediciones La Mirada, Barcelona (2001).

Pere Portabella en Tienda Intermedio DVD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: