Maurice Pialat por Isabelle Huppert

isabelle_huppert_loulou-04

 

El recuerdo que tengo de Maurice no se corresponde con la leyenda que se creó en torno a él, alimentada por síntomas exteriores reales -rabia, miedo, cólera- que deben, en  mi opinión, ser resituados en el flujo de algo que se intenta hacer advenir sin necesariamente conseguirlo. Recuerdo también un placer de actriz increíble. Aunque dijese que las mejores películas no se verían nunca porque existen antes de “motor” y después de “corten”. Que lo más interesante para filmar es la vida, lo imponderable, cosas todas que a menudo desaparecen cuando tienen que ser filmadas. Como una llama vacilante, difícil de mantener con vida. Ese era el trabajo de Maurice: poner en marcha todo lo posible para mantener con vida esa llaman vacilante. De ahí su preocupación permanente por evacuar los rituales, la pesadez- Estábamos ahí, en nuestra vida, y sentíamos que basculábamos insensiblemente en la ficción, y ahí la lucecita roja se encendía. Así las escenas surgían de la vida. No era frustrante para mí como actriz, porque los actores tienen la misma exigencia. Sabemos que la verdad es muy frágil. Es lo que buscamos sin alcanzarlo siempre. Nos sentimos incluso muy frustrados cuando tenemos la sensación de haber hecho trampa. Entonces, sentirse acompañado en ese deseo de verdad es muy tranquilizador. Tengo muchos recuerdos de elementos exteriores, de accidentes que provocaban el corazón mismo de la escena. Maurice siempre estaba dispuesto a servirse de esos accidentes. Pero no se puede reducir ese trabajo al cliché de la improvisación, porque al lado de eso, había escenas muy construidas. En Loulou trabajamos mucho la escena en la que vuelvo una noche al apartamento de Guy Marchand. La retomamos durante toda una mañana: así que no estaba improvisado. Intentaba reencontrar lo natural con un gran trabajo sobre la forma, sobre la materia misma de la escena. Pero no había nada concertado. Ese trabajo se hacía en el plató. Muchos hablan de su brutalidad; yo no la sentía así. Dicho esto, le gustaba probar a la gente, quizás para darse confianza. Pero habría habido que estar sordo o ciego para no comprender que veía en nosotros cosas tan vivas… Para un actor lo peor de todo es no ser mirado. Así que ser mirado con agresividad, compasión, ternura, poco importa, lo importante es ser mirado. Luego no quedamos particularmente cercanos en lo cotidiano. Pero por sus películas creó una relación muy particular cono todos aquellos que los hicieron y aquellos que las vieron, una relación de proximidad. Incluso lejos de él se tenía así el sentimiento de estar, sino al lado, al menos cercano. Finalmente guardo la imagen de alguien cercano, tanto en el enfado como en la amabilidad. Intentaba decir una verdad, no de una manera teórica o complicada, sino con instinto o simplicidad. No construía grandes teorías. Pero tenía una comprensión profunda de la gente. Lo que le interesaba era la verdad, profundizar eso hasta el infinito, en los dolores más profundos como en la mayor ligereza. Así, en Van Gogh, una de sus obras maestras, no parte de la pintura para llegar al individuo. Al contrario, muestra lo que en la vida del individuo lleva a la pintura. Es inquietante por verdadero.

 

marchand-huppert

 

Testimonio recogido por Olivier Nicklaus. Inrockuptibles Hors série, Maurice Pialat.

Maurice Pialat en Tienda Intermedio DVD.

Anuncios
2 comentarios
  1. Manuel dijo:

    1980: Sauve qui peut, Loulou, Heaven’s Gate
    (annus mirabilis)

    • A Pialat le sentó como un tiro que se fuese a “patinar con Cimino”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: