Hacia el sur, de Johan van der Keuken, por Serge Daney (1)

Aveugles-sans-royaume-le-handicap-documentaire_w670_h372

 

Se ignora demasiado aquí la obra de este Holandés planeante, uno de los grandes del “documentira” actual. El ojo de este cineasta sin fronteras es un bisturí.

Para empezar, una respuesta a la pregunta: ¿quién es Johan van der Keuken? Un holandés, nacido en Amsterdam, hace cuarenta y cuatro años. Un muy buen documentiroso (palabra que propongo sustituya definitivamente a “documentarista”). Hacia el sur se estrena a tiempo. Las películas de Van der Keuken estaban a punto de ser más conocidas que vistas, más reputadas que difundidas. Gracias a “Forum-distribution” se evita el escándalo: el público parisino puede ver la vigésimo octava película del Holandés tenaz. Su séptimo largometraje. El mejor.

Cuando un documentiroso viene del Norte, tiene un pasaporte y una conciencia en regla, una cámara, un trípode y un buen ojo detrás, ¿adonde va? Hacia el sur, por supuesto. Cuestión de iniciación (Brueghel, Van Gogh, Ivens). Desde hace tiempo ya, Van der Keuken se ha puesto en camino “hacia el sur”. Hacia París, donde, a finales d elos años cincuenta, estudió cine (en el Idhec) y ejerció su primer oficio (fotógrafo). Más tarde, entre 1972 y 1974, compuso, bloque a bloque, un ambicioso tríptico “Norte-Sur” (Diary, The White Castle, The New Ice-age). Se trataba de encontrar una forma de cine que respondiese a la sensibilidad tercermundista de la época. Figuras impuestas: los efectos en el Sur de la política decidida en el Norte, el intercambio desigual, el desastre ecológico. Van der Keuken se las toma muy en serio. Se le ve en todas partes: en Camerún, en Perú, en los Estados Unidos, en España, en Marruecos. Este ojo de lince ha visto mundo, esta oreja atenta ha globe-trotado, esta nariz se ha chocado con lo real.

Hay, sin duda, una “escuela” batava de documentirosos de los cuales Ivens ayer y Van der Keuken hoy son los más bellos ejemplos. Pero a diferencia del viejo Joris, Johan van der Keuken no ha puesto su saber-filmar al servicio de todos los estados-mayores comunistas del mundo. Ha llegado demasiado tarde, en un momento en el que el comunismo ha decepcionado (un poco, mucho, con locura) y donde hasta la expresión “tercer mundo” se ha vuelto rancia. Hoy en día el cineasta que quiere comprometer su trabajo tiene que hacerse él mismo el encargo. Fin del encargo militante y aparición del “cineasta sin fronteras”. En 1981 filmar “hacia el sur” es, crudamente, ir hacia el sol y hacia al miseria, allí donde es bueno testimoniar. Es filmar a más pobre que uno mismo. Y “en alguna parte”, gustar eso.

El Sur, el lector lo habrá adivinado, es un estado. Un estado geopolítico y un estado físico. La obra de Van der Keuken podría llevar como subtítulo: “miseria ocasionada por el sistema capitalista mundial y efectos consiguientes en el cuerpo humano“. Es con ternura de bisturí que el ojo del cineasta capta lo que no va bien entre alguien y su entorno inmediato. Van der Keuken es un as de la incomodidad , cuando falta el espacio vital. Cuerpos impedidos, torcidos, inválidos, mal en su piel, mal en su lengua. Su película más sorprendente sigue siendo ese Herrman Slobbe, el chico ciego (1964) donde la moral nace de la obscenidad y viceversa. Las relaciones Norte-Sur empiezan ahí: todo lo que está delante de la cámara está en el Sur; la cámara, ella, está siempre en el Norte. La cámara es una brújula.

Sique aquí…

 

brueghel01

 

Serge Daney en Libération, 2 de marzo de 1982. Recogido en Ciné-Journal Volume I.

Johan van der Keuken en Tienda Intermedio DVD. 

Anuncios
1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: