Godard, Delon, carencias… por Philippe Garrel

Salir de sí mismo

Tendría que hacer el mismo trabajo que Cholodenko, buscar en el otro el punto común conmigo mismo, en lugar de enunciar lo que pienso suponiendo que eso tendrá un punto en común con el otro. Lógicamente, si no me embrollo, debería de conseguirlo. Es una cuestión de apertura.

Mis dos influencias mayores son Rivette y Godard, en cuanto a la relación tema-moral y economía de producción. Lo que cuentan está muy próximo a ellos mismo y al mismo tiempo cuando hicieron, el uno Le mépris, el otro La religieuse, todo fue muy bien. Así que debe de ser posible hacerlo.

Cuando Godard hace Nouvelle Vague tiene en cuenta la actitud social de Delon. Hay una observación fría del capitalismo. Una vez más se trata de no tener miedo del otro, dejarle su envergadura, intentar no reducirlo a tu propio pensamiento. Godard consigue hacerlo con su actor. Por otra parte el personaje interpretado por Delon sin duda toma prestada la mirada de Godard sobre la mujer. En Nouvelle Vague el lugar hacia donde van para dialogar el actor Delon y el director Godard es más inteligente que el lugar al que vuelven cada uno por su lado, una vez la película terminada.

 

Tiempo

El tiempo de al narración no lo controlo. Cuando ruedo una escena se queda en estado bruto. No puedo rodar de otra manera. Por eso leo novelas como las de Pavese. Para mí los grandes novelistas son gente que domina al mismo tiempo la página y el libro. Pero yo, si consigo dominar la escena, es porque hago abstracción del resto del mundo. Es una cuestión de dominio, que todavía no tengo, o que quizás no tendré jamás. Quiero que las escenas salgan, desde el punto de vista de la vida, para que quede algo cuando son proyectadas. Sacrifico todo a eso. Luego, cuando monto el puzzle, me reprocho no haber hecho esto y aquello. Pero es tan solo porque en el momento de rodar no tenía una visión general. Además sacrifico siempre los detalles. Siempre encuentro buenas razones para no liarme con artificios. Es una originalidad producida por carencias. Cada escena es bastante justa, pero al recorrido general le falta impulso. Me gustaría que las cosas tuviesen más impulso.

 

 

Palabras recogidas por Thierry Jousse. Cahiers du Cinéma, septiembre 1991.

Philippe Garrel en Tienda Intermedio DVD. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: