Lise Lametrie, la portera de Pialat

 

“Conocí a Maurice Pialat a principios de 1990, cuando vino a instalarse como inquilino en el 18 de la rue Rousselet, en el octavo arrondissement de Paris, donde yo era, y sigo siendo, portera. Nos saludábamos, sin mas. En realidad había simpatizado sobre todo con su mujer, Sylvie. Y entonces, en abril de 1990, mientras preparaba Van Gogh, me propuso darme un papel en la película: el de la posadera, madame Ravoux. Al principio creí que era una broma. Pero Sylvie me confirmó que iba en serio. Acepté porque me gustaban mucho sus películas anteriores, sobre todo Police y No envejeceremos juntos, esa historia de pareja que me había parecido tan profunda y justa. Y también me sentía atraída por esta nueva experiencia: ser actriz. Monsieur Pialat me impresionaba porque le admiraba, pero al mismo tiempo confiaba plenamente en él. Me hizo hacer algunas pruebas para estar seguro de que daba bien en cámara. Y en Junio de 1990 me fui a la Touraine tres semanas para el rodaje. Sigue siendo mi mejor recuerdo como actriz, a pesar de que he rodado quince películas desde entonces, porque para mí Pialat era un gran hombre. La gente no siempre ha entendido quién era. Y sin embargo cuando se ven sus películas se ve como era: un hombre de una gran sensibilidad, muy humano. Y hace sentir sus emociones en su cine. Algunos se quejan de su carácter, pero es porque sabía lo que quería. Para mi eso era una cualidad. Su exigencia le hacia pedir mucho a los demás, pero él era el primero en padecer esa exigencia. Algunos días había planos que estaban previstos pero él sentía otra cosa, y entonces lo cambiaba todo en el último momento. Yo respetaba mucho al artista. Sus enfados nunca eran gratuitos. Cuando mas tarde vi la película me encantó. Yo me gusto menos, aunque admito que supo captar ciertas cosas de mí, que supo filmarme de manera natural. Desde entonces sigo siendo portera, pero también ruedo regularmente. Ahora estoy rodando en la nueva de Lelouch, y luego encadeno con la primera película de Laure Duthilleul.” 

 

 

Original aparecido en Les Inrockuptibles, especial Maurice Pialat. Testimonio recogido por Olivier Nicklaus. Traduccion Pablo Garcia Canga.

Maurice Pialat en Tienda Intermedio DVD. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: