JLG/AK: retrato de diciembre, por Paula Pérez en Revista Detour (Parte II)

Godard y Anna Karina

1961. Une femme est une femme o el matrimonio

Es la primera vez que Jean-Luc consigue tener a su musa tras la cámara y, paralelamente, su matrimonio tiene lugar. Quiso tenerla antes y desnuda para Al final de la escapada, Anna replicó que ella no se desnudaba y Jean-Luc le contestó que en el anuncio de jabones ya estaba desnuda en la bañera. Anna estaba completamente cubierta de espuma y vestida bajo el agua, pero cualquiera se atreve a negar lo que Godard pudo ver con sus ojos en aquellas imágenes de apenas 22 segundos.

En la película hay ya cierta hipnosis por esta mujer que quiere tener un niño de inmediato aunque también podría haber querido irse a Marsella o comprarse un vestido de cien mil francos o una barra de chocolate y haber preferido la muerte de no ser así. Es un poco caprichosa, un poco volátil e infantil, una mujer infame. Sin embargo, a pesar de este encanto retratado por medio del cual las mujeres siempre acaban obteniendo lo que desean, apenas hay primeros planos que nos enseñan cómo es Anna de cerca. La vemos cantando, bailando, corriendo, jugando, pero Jean-Luc no sabe todavía cómo acercarse a ella, cómo franquear esa distancia. Apenas hay un momento íntimo entre Anna y Jean-Luc, mientras ella canta Je suis très belle en el cabaret, y este movimiento de acercamiento no es iniciado por la cámara, sino que sentimos que es ella quien nos aborda dirigiéndose inexorablemente hacia nosotros, quien decide estar ahí, tan cerca. Como si Jean-Luc permaneciera mudo y maniatado mientras la observaba por primera vez. Todavía no existe aquí la química arrolladora entre estas dos personas que más adelante fue capaz de sobrepasar e imponerse a todo el entramado cinematográfico.

1962. Vivre sa vie o el amor terrible

Entre Vivir su vida y Una mujer es una mujer hay un océano. Anna ya no es Angela, ahora es Nana, más ella, más triste, rotunda y profunda, un anagrama de sí misma. Jean-Luc tampoco es el mismo. Ahora agarra con fuerza la cámara y se dispone a rodar una historia triste y, a la vez, una declaración de amor. No vemos en Vivir su vida ningún dispositivo fílmico evidente que nos descubra que esto no es una historia de ficción: ninguna cámara, ningún pertiguista, ninguna vía de travelling. Sin embargo, la presencia del autor y de su mirada incesante es algo tan palpable, que no es necesario hacerlo tangible.

Es aquí cuando el amor se manifiesta con tanta fuerza que deja al espectador exhausto, rendido y desarmado. Estamos ante la más pura devoción por una persona jamás rodada. A veces se impone la sensación de que Jean-Luc intentaba hacer una película sobre la prostitución, pero era completamente incapaz de arrancar sus ojos del rostro de Nana. Como resultado nos ofrece una película de amor, o más bien sobre el amor, o más bien nos ofrece el amor mismo sobre el celuloide, simplemente su esencia. Jean-Luc hace un terrible esfuerzo por separarse de ella, por negarle los primeros planos, pero no es capaz. En la imagen solo está ella, enclaustrada para siempre entre los márgenes del encuadre y desde todos los ángulos posibles. Vivir su vida es un ejercicio exploratorio y exhaustivo sobre la persona.

Bresson dijo en su Notas sobre el cinematógrafo: “Dos personas que se miran a los ojos no ven sus ojos sino sus miradas”. Es exactamente eso lo que ocurre entre Jean-Luc y Nana en esta película: ambos se olvidan del mundo y miran sus miradas, y todo el equipo, y la película, enmudece; solo existen ellos y nosotros nos sentimos voyeurs invitados a una fiesta en la que sobramos. Queremos arrebatarles ese ballet de ojos, hacer nuestra esa fascinación. Godard se enamora en ese preciso instante detrás de nuestros ojos, como si la declaración de amor debiera escribirse en la ficción antes de tener la posibilidad de existir en la vida.

A pesar de esto, el amor ha de morir y la tragedia ha de imponerse. Nana muere, lejana, en el plano final.

Godard y Anna Karina

· Artículo original de Paula Pérez en Revista de Cine Detour

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: